Un material atemporal y
una tecnología con pocas limitaciones

La impresión 3D en metal ocupa una posición única en el desarrollo moderno de productos. Permite la fabricación directa de piezas complejas de uso final y facilita la producción de herramientas para tecnologías de fabricación tradicionales, lo que reduce los costes y los tiempos de entrega. Esta tecnología también se conoce como sinterización directa de metal por láser (DMLS) y fundición selectiva por láser (SLM).

Obtenga una cotización en línea Contáctenos

¿Cómo funciona la impresión 3D en metal?

La impresión 3D en metal es una tecnología láser que utiliza metales en polvo. Mediante una técnica similar a la sinterización láser, se utiliza un dispositivo láser de alta potencia que une las partículas con la cama de polvo, al mismo tiempo que el equipo distribuye capas del mismo grosor de polvo metálico. Las estructuras de apoyo se generan de forma automática y se crean simultáneamente con el mismo material. Más tarde, se retiran de forma manual. Una vez completas, la piezas se somete a tratamiento térmico.

¿Por qué elegir la impresión 3D en metal?

Esta tecnología combina la flexibilidad en materia de diseño de la impresión 3D con las propiedades mecánicas del metal. Esta tecnología es la opción ideal para cualquier estructura que incluya piezas de metal complejas: desde insertos para herramientas con canales de refrigeración hasta estructuras ligeras para uso en el sector aeroespacial.

 

Aplicaciones ideales para la impresión 3D en metal

  • Herramientas de producción

  • Herramientas como moldes e insertos

  • Carcasas rígidas

  • Canalizaciones

  • Piezas de recambio

  • Intercambiadores de calor y disipadores térmicos

  • Prototipos totalmente funcionales

La impresión 3D en metal es la opción ideal para los siguientes escenarios:

  • Propiedades mecánicas similares a las de las piezas en fundición
  • Piezas metálicas más ligeras
  • Ciclos de producción más cortos
  • Producción rápida y económica de piezas complejas

¿Necesitas inspiración para la impresión 3D en metal?
Pruebe esta guía de aplicación gratuita.

Descargar

Especificaciones técnicas para la impresión 3D en metal

Tiempo de entrega estándar Mínimo 10 días laborables, en función del tamaño de la pieza, número de componentes y niveles de acabado.
Precisión estándar ± 0,2 % (con un límite inferior de ± 0,2 mm)
Grosor de la capa AlSi10Mg: 0,03 – 0,1 mm
TiAl6V4: 0,03 – 0,06 mm
316L (1.4404): 0,03 – 0,1 mm
Grosor mínimo de la pared 0,5 – 1 mm
Dimensiones máximas del área de construcción No hay límites para las dimensiones, ya que los componentes pueden crearse con diferentes piezas. El tamaño máximo es de 250 x 250 x 300 mm.
Estructura de la superficie Las piezas sin acabar suelen contar con una superficie rugosa, aunque es posible conseguir superficies lisas mediante diferentes grados de acabado.

Materiales para impresión 3D en metal

Titanio (TiAl6V4)

Titanio (TiAl6V4)

El TiAl6V4, una de las aleaciones mejor conocidas en el campo de la impresión 3D en metal, combina unas excelentes propiedades mecánicas con un peso específico muy bajo. Este material es resistente a la corrosión y se utiliza en diferentes entornos de ingeniería con requisitos exigentes, como el aeronáutico. Las aplicaciones incluyen los prototipos, las piezas sólidas para uso final, los dispositivos médicos y las piezas de repuesto.

Aluminio (AlSi10Mg)

Aluminio (AlSi10Mg)

AlSi10Mg es una aleación de aluminio que combina buenas propiedades térmicas y de resistencia con un peso ligero y posibilidades de flexibilidad en el post-procesamiento. Por estos motivos, se trata de un material que suele usarse en los sectores de automoción, aeroespacial y automatización. Entre otras aplicaciones, se incluyen carcasas, canalizaciones, piezas de motor, moldes y herramientas de producción, tanto para prototipos como para fabricación.

Acero inoxidable (316L o 1,4404)

Acero inoxidable (316L o 1.4404)

316L (también conocida como 1.4404) es una aleación de acero inoxidable con bajo contenido en carbono, altamente resistente a la corrosión y ofrece una excelente resistencia. El acero inoxidable impreso en 3D cuenta con una alta ductilidad y buenas propiedades térmicas. Este material puede utilizarse para aplicaciones de uso alimentario, componentes de maquinaria y herramientas de producción. Otras aplicaciones incluyen canalizaciones, prototipos duraderos, piezas de repuesto, instrumental médico y dispositivos ponibles.

Inconel

Inconel (IN718)

Las piezas Inconel impresas en 3D ofrecen una resistencia térmica excepcional (hasta 700 ºC), por lo que IN718 es una opción muy interesante para los entornos con temperaturas extremas, como aquellos en los que intervienen turbinas o dispositivos criogénicos. Es ideal para los sectores aeroespacial y automoción. Como ejemplo, resulta muy útil en conductos, válvulas e intercambiadores de calor, etc.