TPU 92A-1 es un material de poliuretano termoplástico resistente y flexible totalmente funcional. TPU 92A-1 es el único material para impresión 3D que combina las propiedades de elasticidad duradera y alta resistencia a la fractura, a la abrasión, a la carga dinámica y la variación térmica (de -20 a 80 °C). 

Obtenga una cotización en línea ¿Tiene alguna duda? Contáctenos

Especificaciones técnicas

Tiempo de entrega estándar Mínimo 4 días laborables, en función del tamaño de la pieza, número de componentes y niveles de acabado (pedidos fuera de línea)
8 días laborables (pedidos en línea)
Precisión estándar 0,15 % (con un límite inferior de ± 0,2 mm)
Grosor mínimo de la pared 1 mm, aunque es posible incluir bisagras con un grosor de 0,3 mm
Grosor de la capa 0,12 mm
Dimensiones máximas de la pieza El área de construcción de nuestro equipo de mayor tamaño es 260 x 280 x 250 mm (pedidos en línea y fuera de línea)
Estructura de la superficie Las piezas sin acabar suelen presentar una superficie granulada, pero es posible aplicar cualquier tipo de acabado superficial. Las piezas TPU pueden pulirse con arena o colorearse.

Ficha técnica

  Unidades Condición TPU 92A-1
Densidad g/cm³     1,2
Resistencia a la tracción MPa  DIN EN ISO527 27
Elongación a la ruptura    400
Módulo de flexión MPa  D790  9
Shore A-dureza DIN 53505   DIN 53505 92
Resistencia a la abrasión mm³ ISO 4649 31
Temperatura de ablandamiento Vicat
A/50
°C DIN EN ISO 306 90

Tipos de acabados

El correcto acabado y color puede transformar una pieza impresa en un producto final. Tanto si están buscando un acabado funcional para componentes codificados por color como un acabado estético como pintura alto brillo o forrajes de terciopelo, les invitamos a echar un vistazo a nuestro amplio abanico de opciones disponibles.

Aprenda más

¿Cómo funciona la sinterización por láser?

La sinterización láser es una tecnología láser que utiliza materiales sólidos en polvo (normalmente, plásticos). Un rayo láser controlado por ordenador permite fusionar partículas en la cama de polvo de forma selectiva, al elevar la temperatura de este por encima del punto de transición del cristal a partir del que las partículas adyacentes fluyen de forma conjunta. Puesto que el polvo se sostiene por sí mismo, no es necesario utilizar estructuras de apoyo.

play_circle_outline Ver video